renting

¿Te sientes menos productivo en tu trabajo? La clave puede estar en tu postura y la ergonomía del mobiliario a tu alrededor.

Hoy vamos a hablar de todo lo que puede estar afectando tu productividad. Desde la mala postura hasta la ergonomía de las sillas y escritorios. Al final también te daremos otras claves que pueden mejorar tu producción en el trabajo.

Así que si quieres saber más, solo sigue leyendo.

¿Qué es la ergonomía y cómo afecta tu productividad?

renting

La ergonomía es la adaptación de un entorno de trabajo a tus necesidades. Puede ser desde los equipos de oficina, un coche o una maquinaria pesada.

La clave de todo, es la palabra adaptación. Es decir, que tu entorno debe adecuarse a tus necesidades físicas y psicológicas. De lo contrario, pueden aparecer lesiones, estrés y malas posturas. Todo esto provoca que tu rendimiento laboral merme, ya sea que trabajes frente a un ordenador o en el área de producción de una empresa.

Por eso, es vital que sepas si tu entorno laboral es positivo para tus necesidades.

Dado que un pequeño detalle, como tener un escritorio más alto puede afectar tu cervical, causando dolores molestos que se pueden extender hasta tus brazos. Por ende, la productividad y la ergonomía están estrechamente relacionadas.

¿Y cómo puedo mejorar mi ergonomía?, te preguntarás.

Los siguientes consejos te van a ser de gran ayuda.

Consejos para Mejorar tu Ergonomía en el Trabajo

Si quieres volver a ser productivo en tu trabajo, pero sobre todo, sentirte bien y cómodo al desempeñar tus labores, haz lo siguiente:

  • Adopta una buena postura: Hay que partir de la postura, porque no te sirve de nada un mobiliario de calidad si tu cuerpo está en posición incorrecta. Así que, mantén los pies apoyados en el suelo, espalda recta y pegada al respaldo de la silla.
  • Mejora la posición de tu pantalla. Lo ideal es que la pantalla esté al fondo de tu mesa y que sea mínimo de unas 19 pulgadas. Además, debe estar a la altura de tus ojos y un poco inclinada hacia atrás. Con esto evitas fatiga visual y problemas de cuello.
  • Haz pausas para moverte. Cada hora y media levántate de tu asiento y haz ejercicios de estiramiento o camina por cinco minutos. El cuerpo necesita moverse y así estés muy cómodo, puedes sufrir fatiga de tanto estar sentado.
  • Mejora la superficie de tu trabajo. El escritorio es otro punto importante de la ergonomía. Mantén todos los elementos que uses al alcance de tu mano, los demás puedes alejarlos un poco, así al necesitarlos tendrás un estímulo para moverte.

 

Sillas que mejoran tu postura

Cómo consejo especial queremos hablarte de las sillas Herman Miller.

Son sillas fabricadas bajo la estricta revisión de doctores en biomecánica y fisioterapia. Es decir, están hechas para brindarte la ergonomía necesaria, manteniendo tu espalda alineada, piernas libres de presión con ajuste de asiento y apoyabrazos.

Entre su gran variedad de opciones destacan:

  • Silla Sayl: Tiene apoyo para la columna vertebral posturefit, inclinación armónica para adaptarse a tu cuerpo y te permite libertad de movimiento.
  • Silla Aeron: Gran capacidad de ajuste tanto de inclinación como de altura y movimiento. Te permite trabajar por horas y mantener una postura adecuada.

Ahora, si eres más exigente, la Silla Gaming Embody de Herman Miller es lo que necesitas. Se adapta a la postura de tu columna vertebral, hecha con material que regula la temperatura del asiento y contribuye al movimiento saludable.

Con estas sillas se acabaron los días de malas posturas en el trabajo.

renting

Otras claves de productividad en el trabajo

A veces, la ergonomía no es el único problema de una baja productividad laboral Hay aspectos como el manejo del tiempo, no saber delegar tareas o priorizarlas que pueden estar afectándote.

En estos casos las recomendaciones serían:

Aprende a gestionar tu tiempo: Planifica tu día la noche anterior, así cuando llegues al trabajo sabrás que debes hacer y cuánto tiempo dedicarle a las tareas. Por ejemplo, dedica tus primeros 15 minutos del día a revisar y responder correos.

Delega funciones: No puedes hacer todo el trabajo tú solo, al final terminas dejando todo a medias. Por eso, debes confiar en tu equipo y delegar en otros compañeros algunas de tus funciones, aquellas que te quitan tiempo, pero no tienen un gran impacto en tu productividad.

Priorizar tareas: Es parte del manejo del tiempo, y tiene que ver con saber organizar qué deberes requieren tu acción inmediata y cuáles pueden esperar. Así puedes ir sacando adelante el trabajo importante y mejorarás tu productividad laboral.

Muchas veces aspectos como la ergonomía del lugar de trabajo o no saber gestionar tu tiempo te restan productividad. Analiza muy bien estos puntos, actúa sobre ellos y volverás a ser tan o más productivo que antes. Y  si quieres buscar un mobiliario ergonómico especialmente diseñado para tu estilo de vida, visita nuestra tienda online o contáctanos para más información.

Copyright © 2017 - All rights reserved | KOFF Office Furniture Projects